NUESTRO MANIFIESTO

Desde Apromansas queremos constatar  de como los gestores del SAS están exterminando y llevando a la extinción los servicios de mantenimiento hospitalario.

El personal de mantenimiento es reducido  paulatinamente, llegando esta reducción a los límites del  60%  en algunos centros, se da la paradoja que en alguno de ellos cuando se nos imponen servicios mínimos a causa de la huelga hay  más personal  en el turno que en los días usuales.

En  varios centros de Andalucía como por ejemplo el civil de Cádiz solo hay un operario de servicio en tardes y noches realizando turnos de 24 horas (cosa ilegal según la Ley de prevención de riesgos laborales),   no se cubren las bajas ni las jubilaciones, se intentan unificar varias categorías profesionales en una sola, por lo que una sola persona tiene que realizar tres y cuatro funciones dejando cada categoría sin personal formado específicamente y creando una categoría con conocimientos generales, pero no específicos de cada profesión, sin la cualificación concreta y especifica que el personal de mantenimiento hospitalario requiere. En un hospital hay instalaciones muy peculiares (gases medicinales, cuadros de aislamientos de quirófanos, UCI, rayos, urgencias, equipos de esterilización, centralitas de comunicaciones, climatización, calefacción, tubos neumáticos, placas térmicas, sistemas automatizados y robotizados etc. ) que requieren conocimientos concretos y característicos para su conservación y reparación, que son fundamentales para el funcionamiento diario de un hospital. Se están contratando personal con la especialidad de técnico realizando funciones de técnicos especialista creando un fraude no solo al trabajador sino también a la seguridad social, pues se cotiza como una categoría inferior y se realizan trabajos y funciones de una superior.

Se ha integrado pintores, carpinteros, jardineros y albañiles de las antiguas categorías extinguidas y con plaza fija en Técnico Especialista sin que estos tengan conocimientos  de dicha categoría y sin embargo a personal que tienen experiencia en las antiguas categorías extinguidas cumpliendo requisitos para estar en la categoría superior, se les contrata como técnicos, se suprime la categoría de jardinero, los hospitales no pueden contratar a un operario con conocimientos de electricista, ya que en el listado de la supuesta bolsa de trabajo ( abierta en 2016 y aun  sin baremar )  solo existe el técnico superior en mantenimiento de edificios y procesos y sin especificación de los conocimientos eléctricos , mecánicos , de calefacción  o fontanería teniendo un poquito de suerte, pues puede que el operario a contratar sea un carpintero, albañil o pintor, promocionado a técnico superior,  con lo simple y sencillo que hubiera resultado pasar todas las categorías antiguas (Calefactores, Mecánicos, Electricista, Fontaneros, Albañil, Pintor, Jardinero,  y Carpintero y algunas más nueva necesarias para nuestros centros ya que los mismos utilizan  sistemas innovadores puesto al día) a técnico superior en cada especialidad, ya que dicha titulación existe en el actual sistema educativo teniendo a todo el personal formado y con conocimientos específicos en su rama y categoría.

Todo esto se agrava en los últimos meses con la salida a concurso de los servicios de mantenimiento general de los centros sanitarios, en principio en la provincia de Cádiz y luego se hará extensivo al resto de las provincias donde se externaliza servicios y funciones, que actualmente pertenecen al mantenimiento público y  que sea una misma  empresa quien sea adjudicataria lo cual fortalece a las empresas privadas frente a los servicios de mantenimiento público a la vez que  vulnera la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, por la que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014. La nueva ley obliga a dividir en lotes los contratos susceptibles de fraccionamiento para facilitar así a las PYMES y a los autónomos a los procesos de contratación. Mientras en concurso de los servicios de mantenimiento general de los centros sanitarios de la SSAPA de la provincia de Cádiz la administración unifica todos los servicios de mantenimiento privado de toda la provincia en una sola empresa y no en empresas diferentes como ocurre en estos momentos.  

Desde los servicios de mantenimiento queremos alertar que entre la falta de   personal, el caos y descualificación creado con los cambios de categorías provocado por la administración y la llegada de empresas privadas que vienen a lucrase y desconocen las instalaciones integradas en los hospitales. Se están produciendo fallos y averías que pueden producir lesiones graves, tanto al propio personal como a los usuarios y a las propias instalaciones como se viene reflejando en prensa, por citar algunas de las últimas:

El accidente producido por el mal funcionamiento de un ascensor en el Hospital Universitario de Valme en Sevilla, el seis de enero reventó una tubería de agua caliente en la UCI del Hospital Neurotraumatológico de Jaén, dañando a una paciente, el catorce de noviembre la rotura de una tubería de agua provoca el derrumbe de un techo en el Servicio de Radiología del Hospital Infanta Elena de Huelva, el 10 de julio  la rotura de una tubería en la unidad de especialidades inundó el pasillo y parte de las habitaciones en Hospital de la Línea, el 3 de noviembre se inundó la novena planta del Hospital Puerta del mar en Cádiz debido al filtrado de agua de la lluvia, la caída de un techo en el hospital macarena donde normalmente hay pacientes de diálisis provocado por la obra de una empresa externa sin ningún tipo de control etc.

Quien sufre la falta de personal y de cualificación de los mismos son los usuarios y las instalaciones.

Para la aclaración y demostración de lo anteriormente denunciado adjuntamos este historial sobre la  situación del mantenimiento hospitalario del Servicio Andaluz de Salud.

Comencemos de casi el principio:

Históricamente hablando  tenemos que remontarnos a  Ley General de Sanidad 14/1986 de 25 de abril. En un principio el personal de mantenimiento pertenecían al personal de oficios dentro del Sistema Nacional de Salud estaba compuesto por las siguientes categorías: Calefactores, mecánicos, albañil, pintor, Jardinero, fontanero, carpintero, electricista y peones.

Cada una de estas categorías con funciones específicas, diferenciadas y recogidas en el articulado del «Estatuto del Personal no Sanitario al Servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social».

La titulación exigida para poder acceder a las distintas categorías era Formación Profesional 1er  gradode la rama correspondiente a cada oficio, y graduado escolar para los peones, para las de FP-1 podían ser suplida por certificado de estudios primarios o titulación igual o mayor a esta más la acreditación de cinco años de experiencia en el oficio correspondiente.

La condición de empleado se adquiría por el cumplimiento sucesivo de los siguientes requisitos

Obtención de plaza en prueba correspondiente por concurso oposición (Real Decreto 118/1991 de 25 de enero, sobre selección de personal estatutario y provisión de plazas en las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social (BOE 33 de 7/2/91).

  1. Nombramiento conferido por el Delegado General.
  • Tomar posesión dentro del plazo obligatorio a contar desde la notificación del  nombramiento.

Para los empleados eventuales se formaron unas bolsas de trabajo provinciales que se baremaba como en los concursos de oposición según titulación, formación y tiempo trabajado.

A estas bolsas se acudía para suplir vacaciones, bajas, jubilaciones, etc. En las distintas categoría hasta que la plaza se cubriera de forma reglamentaría o por extinción de la misma.

Las primeras privatizaciones empezaron por los equipos de  calderas , centrales térmica y aire acondicionado.

Con el paso de los años y con la llegada de las nuevas tecnologías y nuevos materiales, el mantenimiento hospitalario se hace más especializado y se diversifica  creándose nuevas especialidades incluso dentro de un mismo oficio lo que da a lugar a nuevas privatizaciones como por ejemplo electromedicina e informática,  viendo que tanto los equipos directivos de los hospitales como los altos cargos del SAS apuestan por privatizar y externalizar servicios en vez de reciclar  a su propio personal y darles más competencias.

Es el propio personal de mantenimiento  quien en el año 1995 empieza a organizarse y  a movilizarse manifestándonos incluso acampando en las puertas de nuestros hospitales creándose una asociación  de personal de mantenimiento hospitalario del SAS  exigiendo a la administración que se forme y recicle a todo su personal dándole la especialización necesaria que exige las nuevas instalaciones y maquinarias (hágannos  más EFICIENTES y rentable) esta lucha fue retomada en mesa sectorial por los sindicatos más representativos.

Viendo que tanto  en mesa sectorial  como los altos cargos del SAS no apostaban por un mantenimiento  público y que cada cuatro años salen nuevos concursos para la contratación para el mantenimiento privado  de distintos servicios dentro del mantenimiento hospitalario empezamos a formarnos nosotros mismo a través de cursos y sacando nuevas titulaciones y especialidades que nos ofrece el sistema educativo.  

Con la entrada en vigor de La Ley 55/2003 de 16 de diciembre,  «Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicio de Salud” queda derogado el «Estatuto del Personal no Sanitario al Servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social». Esta nueva  Ley  no modifica ni las categorías ni la forma de La condición de empleado fijo, ni las distintas bolsas de contratación.

Mientras cada  cuatro años más privatizaciones y menos servicios públicos llegando al extremo que en cada hospital público que se crea todo el mantenimiento es de titularidad privada siendo para el SAS el mantenimiento público un  servicio a extinguir.

En el año 2008 en mesa sectorial se crea La Orden de 16 de junio de 2008 por la que, en el ámbito de los centros y de las instituciones sanitarias del Servicio Andaluz de Salud, se crean distintas categorías, se establecen plazas diferenciadas de la categoría creada de Técnico de Mantenimiento; se regulan sus funciones, requisitos de acceso, plantilla orgánica y retribuciones; se suprimen distintas categorías y se establece el procedimiento de integración directa en las categorías creadas.

La presente Orden tiene por objeto, crear las categorías de:

Técnico Especialista en Mantenimiento de Edificios e Instalaciones Industriales (T.E.M.E.I) suprimiendo las categorías de Calefactor, Fontanero, Electricista, Mecánico.

La categoría de T.E.M.E.I abarcando las funciones de todas estas categorías suprimidas anteriormente.

Es decir el SAS se inventan una categoría que pretende recoger los conocimientos y especialización de tres categorías diferentes en una, cosa materialmente imposible (se podrá tener conocimientos básicos de dos de las profesiones pero solo especialización de solo una de ellas al menos que se cursen estudios en tres especialidades diferentes). 

Para acceder a la categoría de Técnico Especialista en Mantenimiento de Edificios e Instalaciones Industriales será necesario estar en posesión del Título de Formación Profesional de Grado Superior de la familia profesional de Mantenimiento y Servicios a la Producción, con la denominación de Técnico Superior de Mantenimiento y Montaje de Instalaciones de Edificio y Proceso, o, en su caso, estar en posesión de título equivalente y acreditar al menos cinco años de desempeño de funciones en el mantenimiento de Centros Sanitarios del Sistema Nacional de Salud.

Esta titulación se impartían solo en dos provincias en Andalucía y posteriormente se dejo de impartir por lo que solo se puede acceder por titulación equivalente

Como la titulación pedida es imposible obtenerla la mayoría del personal fijo con más de cinco año de experiencia solicita la integración por La segunda opción.

  • Estar en posesión de título equivalente y acreditar al menos cinco años de desempeño de funciones en el mantenimiento de Centros Sanitarios del Sistema Nacional de Salud.

Procedimiento de integración.

Se nos concede un plazo de seis meses desde la entrada en vigor de la Ley. La citada solicitud deberá ir acompañada de copia autenticada de la titulación que corresponda y, en su caso, del certificado de servicios prestados correspondiente.

Se crean paralelamente la categoría de Técnico de Mantenimiento en el ámbito de los Centros y de las Instituciones Sanitarias del Servicio Andaluz de Salud. Esta categoría será propia del personal estatutario de gestión y servicios. Con titulación de Técnico o título equivalente, de conformidad con lo previsto en el artículo 7.2.b).2.2 de la Ley 55/2003, de 16 de diciembre.

Se establecen en la categoría de Técnico de Mantenimiento las plazas diferenciadas de Obras de Albañilería, Acabados de Construcción, y Madera y Mueble. Se suprime la categoría de carpintero, albañil y pintor

Para acceder a la plaza diferenciada de Obras de Albañilería de la categoría de Técnico de Mantenimiento será necesario estar en posesión del Título de Formación Profesional de Grado Medio de la familia profesional de Edificación y Obra Civil con la denominación de Técnico en Obras de Albañilería.

Para acceder a la plaza diferenciada de Acabados de Construcción de la categoría de Técnico de Mantenimiento será necesario estar en posesión del Título de Formación Profesional de Grado Medio de la familia profesional de

Edificación y Obra Civil con la denominación de Técnico en Acabados de Construcción.

Para acceder a la plaza diferenciada de Madera y Mueble de la categoría de Técnico de Mantenimiento será necesario estar en posesión del Título de Formación Profesional de Grado Medio de la familia profesional de Madera y Mueble con la denominación de Técnico en fabricación a medida e instalación de carpintería y mueble.

La mayoría del personal fijo con más de cinco año de experiencia solicita la integración por La segunda opción.

  • Estar en posesión de título equivalente y acreditar al menos cinco años de desempeño de funciones en el mantenimiento de Centros Sanitarios del Sistema Nacional de Salud.

Se nos concede un plazo de seis meses desde la entrada en vigor de la Ley. La citada solicitud deberá ir acompañada de copia autenticada de la titulación que corresponda y en su caso, del certificado de servicios prestados correspondiente.

Se crea una clara discriminación entre las antiguas categorías de albañil, pintor y carpintero (técnicos mantenimiento en las nuevas categorías grupo C2) y fontaneros electricistas, mecánicos, calefactores (Técnicos especialista en las nuevas categorías grupo C1), mientras los jardineros y peones se quedan en grupo E.

Existiendo para todos las antiguas categorías nuevas titulaciones en su grado superior pudiendo crear las mismas categorías como técnicos especialista quedando cada respectivo operario cualificado y formado con su respectiva categoría (simple y sencillo).

Debido al caos creado por la Orden crea La Orden de 16 de junio de 2008 se solicita a servicios centrales que se aplace su entrada en vigor y que forme al personal que se integre en las nuevas categorías

Servicios centrales decide sacar una  nota interior con fecha de registro de           entrada 30/09/2008 donde se nos comunica que debido a las concretas tareas atribuidas hasta el momento a dichos profesionales y a la variedad de funciones reguladas para las nuevas categorías.

La Dirección General de Personal tiene previsto desarrollar un Plan de Formación y Reciclado para aquellos profesionales que hayan integrado en las nuevas categorías.

Por ello el personal que se haya integrado en la nueva categoría seguirá desempeñando las funciones que venía ejerciendo hasta tanto se apruebe y desarrolle el citado Plan que les dote de la cualificación necesaria para ejercer las nuevas competencias profesionales atribuidas por la Orden. Logrando de esta la actualización necesaria que ha supuesto la reordenación y reclasificación de las categorías de mantenimiento: Por lo tanto, se establece una garantía para que persona; con nombramiento en cualquiera de las categorías suprimidas (Calefactor, Fontanero, Electricista, Mecánico. Albañil, Pintor. Carpintero. Jardinero, Jefe de Taller y Conductor de instalaciones) continúe desempeñando las mismas funciones que venía realizando una vez se integre en aplicación de esta orden.

Bolsa Única de Empleo está trabajando en los aspectos relativos a la inclusión en bolsa de las nuevas categorías, con el fin de elaborar una propuesta que será Objeto de negociación en la Mesa Sectorial de Negociación de la Administración Sanitaria de En Comunidad Autónoma de Andalucía.

En la misma nota interna se nos contesta a la siguiente pregunta ¿los  operarios de las empresas privadas que intervienen en el  mantenimiento de hospitales tendrán que aportar las mismas titulaciones que el personal de mantenimiento público?

Su respuesta fue la siguiente:

Por lo que respecta al hecho de sí los requisitos de acceso los deben reunir también las empresas privadas que participan en el mantenimiento de hospitales son estas cuestiones que no entran dentro de las competencias de los Servicios de Salud.

Después de cuatro años sin, concurso oposición en 2007 El personal que consiguió su plaza solicita la integración directa y se le fue denegada a pesar de cumplir los requisitos por «atemporabilidad” (solicitud fuera de plazo).

Ante esta situación se decide solicitar  las integraciones jurídicamente donde se ganan la mayoría de los casos.

Consecuencias de todo este batiburrillo de cambios y caos:

  • No existe bolsa de contratación para mantenimiento.
  • Se está contratando en todos los centros sanitarios de forma ilegal.
  • En muchos centros se contrata a personal como técnico de mantenimiento realizando funciones de técnico superior y con amenaza de que si no entran por el aro no vuelven a ser contratados.
  • Se hacen contrataciones a dedo sin titulación requerida utilizando al personal como chico para todo sin pagarles horas extras, ni recibiendo los días adicionales por ello perdiendo incluso días de vacaciones con amenaza de que no vuelven a ser contratados.
  • Se contrata vulnerando el Artículo 2 del Estatuto Marco del Personal Estatutario de los Servicio de Salud donde dice textualmente Las pruebas selectivas para el acceso a la condición de personal estatutario se ajustarán a los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad.

Teniendo en cuenta todo lo anterior nos encontramos con un grupo de personal fragmentado, comprendido en distintas categorías y grupo salarial realizando las mismas funciones y con salarios distintos.

Debido a que tenemos personal integrado en grupo C1 con funciones que venían realizando en las antiguas categorías Calefactor, Fontanero, Electricista, Mecánico.

Personal de nueva contratación con funciones de Calefactor, Fontanero, Electricista, Mecánico en grupo C1

Personal que no se han podido integrar con funciones que venían realizando en las antiguas categorías Calefactor, Fontanero, Electricista, Mecánico con contratos de Técnico en Acabado de Construcción en grupo C2

Técnico en Obras de Albañilería, técnicos en Acabados de Construcción y Técnico en fabricación a medida e instalación de carpintería y mueble. Con funciones de las antiguas categorías albañil pintor y carpinteros incorporados salarialmente en el grupo C1

Los jardineros y peones siguen en sus respectivas categorías sin bolsa de trabajo, sin traslados ni oposiciones.

Tras siete años de paciencia y espera como consecuencia de esto y después de recorrernos los principales hospitales de todas las provincias andaluzas, un gran colectivo de personal de mantenimiento decide crear una asolación (APROMANSAS; Asociación de Profesionales de Mantenimiento del SAS) donde  agruparnos y de alguna forma y dar carácter legal a nuestro colectivo.

Desde la asociación se le da traslado a los servicios centrales del SAS del caos y lo rocambolesco de la situación del personal de mantenimiento, como seguíamos sin respuesta alguna por parte de la administración en el 2015 empezamos a realizar acciones para intentar regular nuestra situación: Encierro en distintos hospitales, concentraciones a la puerta de los hospitales, concentración en el Palacio de Santelmo de Sevilla, Acampadas en hospitales de Sevilla, Málaga y Córdoba.

Con estas acciones conseguimos que la administración y los sindicatos representativos se sentaran en mesa sectorial para negociar una salida para el personal de mantenimiento.

Como acto de buena voluntad después de estar 99 días acampados en la puerta de muchos centros representativos de Andalucía, paralizamos las acampadas y los actos  reivindicativos mientras se negociaba en mesa sectorial.

Tras estas negociaciones el SAS pacta con los sindicatos representativos y a espalda del colectivo de mantenimiento se decide:

Abrir nuevo periodo de integración a las nuevas categorías  para el personal fijo con los mismos requisitos que La Orden de 16 de junio de 2008 como la titulación exigida ya no existe siguen manteniendo una única denominación con un bolsa única de T.E.M.E.I y toma solos tres titulaciones nuevas del catálogo educativo existente en ese momento para poder acceder a esta bolsa; Mantenimiento de instalaciones térmicas y de fluidos, Mecatrónica Industrial, Sistemas electrotécnicos y automatizados

En enero del 2016 se comunica  una apertura especial de  la bolsa de contratación para la categoría de mantenimiento la cual comienza con una serie de  irregularidades;

  • El personal de mantenimiento no puede tener acceso a la inscripción de datos  hasta más de un mes de su apertura alegando problemas informáticos.
  • No hay información oficial  alguna de cuando se pudo iniciar la inscripción. En los servicios de atención al profesional no tienen información ni cuándo ni cómo se pude tener acceso a la inscripción de datos.
  • Se cierra el plazo de inscripción sin haberse publicado los requisitos para participar en las mismas.
  • Hay técnicos que no pude tener  acceso a la bolsa aun  cumpliendo las bases de la convocatoria.

Para terminar de complicarlo se pide carnet de instalador en alta y baja tensión,   operador de calderas  y un curso de tratamiento contra la lesiónela, para poder trabajar en áreas específicas. Todo esto se podía haber solucionado creando categorías diferencias por los diferentes currículos educativos y cada profesional vendría suficientemente preparado para trabajar en cada una de las diferentes funciones que desarrolla su currículo.

A fecha de hoy enero de 2018 las únicas categorías que siguen sin baremarse aun habiendo entregado toda la documentación requerida es mantenimiento.     

Mientras tanto se convocan oposiciones en el 2015 para todo el personal del SAS exceptuando al personal de mantenimiento (Desde el año 2007 sin oposiciones).

En todos estos años queda demostrado que el mantenimiento privado es más costoso económicamente hablando y menos eficiente laboralmente que el mantenimiento público.

Tenemos que tener en cuenta que las instalaciones hospitalarias son muy peculiares, laboratorios, quirófanos, consultas, urgencias etc. Las reparaciones tienen que realizase sin afectar a otros servicios ni a los propios usuarios.

El objeto de cualquier empresa es sacar el mayor beneficio posible ¿cómo lo consiguen? Abaratando los costes de material bajando sus calidades, esto provoca más averías al mismo tiempo que produce un deterioro progresivo de las instalaciones.

Esta empresas ajustan el personal bajo mínimo, con ello se dilata el tiempo de respuesta ante las averías, con lo que el tiempo para manteamiento preventivo y  predictivo es mucho menor bajando la fiabilidad de las instalaciones y maquinaria.

En innumerables  casos estas empresas son unas simples gestoras subcontratando  el mantenimiento o reparación de cualquier maquinaria o servicio, no estando el personal que contratan suficientemente cualificado para realizar las operaciones para las cuales se les contrata.

Con todo lo expuesto en definitiva lo que consiguen es un peor servicio y más costoso a largo plazo lo que implica a la larga un servicio deficitario hacia nuestras instalaciones y a los propios usuarios.

En enero de 2018 seguimos luchando para que  se regularice nuestra situación, y actualmente todos los martes nos concentramos  a las puertas de nuestros hospitales. Recogemos firmas en apoyo a nuestras reclamaciones y dependiendo de la respuesta de la administración, se harán propuestas y votaciones entre nuestro colectivo con objeto de  tomar las medidas necesarias  hasta que la administración normalice nuestra situación.

Defendemos el mantenimiento público:

¿Por qué la administración opta entonces por la privatización de servicios en vez de seguir con su propio personal un que sea a mayor coste?

Porque  los dirigentes de los hospitales y de servicios centrales no se implican, no quieren responsabilidades ni problemas pasándoselo a las empresas privadas la cual es siempre las responsable en caso de algún lamentable accidente (esto de esparcir responsabilidades a otros está muy de moda últimamente en el ámbito político) al mismo tiempo que nos ofrecen un  servicio deficitario y  de mayor coste.

Otro problema generalizado de la privatización de servicios es que a estas empresas no se les supervisa, nadie de la administración las reformas se realiza con completo ocultismos impidiendo el paso a las mismas a los propios operarios públicos de mantenimiento que después tendrán que lidiar y pelear con dicha instalación. Esta privatizaciones de servicio se realiza en la mayoría de los caso sin un proyecto y cuando existe dicho proyecto previo el cual obliga a una serie de normas establecidas por el Código técnico de la Edificación CTE,  como es la puesta en marcha de la misma donde se verifica y comprueba que lo proyectado es el resultado de lo ejecutado esta pruebas podemos dar constancia a la vista de los acontecimiento que nunca se hacen en nuestras instalaciones. Nadie sabe en qué condiciones se realiza  los trabajos desempeñados por estas empresas y las averías y fallos se detectan por los propios usuarios o por lo propios trabajadores de mantenimiento público, que en innumerables ocasiones se ven incapacitados a realizar las oportunas correcciones ya que esto originaria otra obra de igual y mayor envergadura teniendo que desalojar al servicio y volver a cerrar las instalaciones u zonas a reformar. Si a esto le sumamos el recorte progresivo de personal que durante años seguimos sufriendo, es inviable que dicho mantenimiento se pueda hacer por el personal público. En esta situación la mala publicidad es para nuestro personal público ya que los usuarios no conoces de primera mano la verdad de todas estas actuaciones y somos nosotros los que día a día damos la cara en nuestro centro. Con lo cual es el abono perfecto para vender a la opinión pública y usuarios que el mantenimiento público no es operativo ni rentable.

¿Cómo intenta la Administración corregir la calidad del servicio prestado por estas empresas privadas? 

En los pliegos de prescripciones técnicas de cada contrato la administración marca unos estándares de calidad y prestaciones de servicios que se basan en los tiempos de respuesta de cada avería  y la calidad de servicio prestado y si no cumple unos varemos  la administración puede sancionar con una multas o incluso se puede rescatar y finalizar los contratos firmados.

En más de veinte  años no conocemos que se haya sancionado a ninguna empresa privada y ni mucho menos se haya resuelto un contrato antes de que finalice por su fecha de culminación.

Aun así a  las empresas contratantes les sale mucho más barato abonar estas multas que la indemnización que tendría que pagar por rechazar un contrato firmado y lo que intenta es que sea la propia administración quien extinga el contrato para no pagar dicha indemnización o sea la administración quien tenga que pagarla como rescate de los servicios adjudicados.

¿Cómo intenta el SAS vendernos que es más favorable la privatización?   

La administración intenta unificar todos los servicios prestados por servicios  privados para intentar abaratar costes e incluso se están sacando concursos a nivel provincial  es decir que sea una la misma empresa quien se encargue de prestar los mismos servicios en todos los hospitales y que esta misma empresa aglutine los servicios privatizados de un mismo hospital intentando que solo puedan optar a la adjudicación de estos concursos contratos macro empresas.

En lo que no ha pensado la administración los problemas que puede existir cuando en estas macro empresas ocurra un conflicto laboral  imaginamos una huelga en todos los hospitales de la provincia.

Por otro lado quien mejor conoce las instalaciones de un hospital es el personal que trabaja in situ, el personal propio conoce las instalaciones y su estado a fondo al igual que los horarios de trabajo de todos los servicios priorizando las reparaciones dependiendo de la urgencia, horario de funcionamiento, no importunando  al resto de trabajadores dando un servicio de mayor calidad al propio usuario.

Otro valor añadido es que mientras la titulación exigida al personal público según las últimas modificaciones de categorías ya arriba reflejada, es la de Técnico superior la misma que a los jefes de equipo o maestros industriales de las empresas privadas, mientras  que  a los operarios de estas empresas tienen la titulación de oficial de primera en el mejor de los caso ya que no hemos encontrado en varios casos operarios de empresas privadas trabajando en nuestras instalaciones sin ningún tipo de titulación o cualificación acorde con los trabajos que estaban realizando.

Por todo lo expuesto anteriormente solicitamos que:

  1. Que se deje de inventos y ensayos con los servicios  de mantenimiento hospitalario. Que regularice nuestra situación y se pida la titulación correspondiente de técnico superior de cada categoría homogeneizando y profesionalice ya que existe titulaciones en nuestro sistema educativo para cada categoría y especialidad de mantenimiento electricista, carpintero, jardinero, mecánico, pintor,  etc.,
  2. Que empiece a funcionar de una vez la bolsa de trabajo de mantenimiento igual que en el resto de servicios y se contrate al personal de forma legal y no a capricho de cada hospital o área hospitalaria
  3. Que apuesten realmente por un mantenimiento público con hechos y no con promesas incumplidas, formándolo y profesionalizando, implicando a las direcciones de los centros sanitarios y que dejen de eludir sus responsabilidades para dar un servicio de calidad como se merecen nuestros ciudadanos y que hagan cuentas y comprueben
  4. Que está más que comprobado que es más beneficioso los servicios con mantenimientos públicos que no los privados y para muestra pedimos analicen como en el Hospital Punta de Europa de Algeciras donde sí se apuesta por lo público y desde hace años es su propio personal quien realiza la mayoría de las  reformas y obras.
  5. Que a partir de ya, se recuperen todo los servicios externalizados asumibles y competentes por los equipos de mantenimiento públicos y que cada cuatro años no se privatice ninguna actividad ni competencias que pertenezcan al  servicio de mantenimiento.

Queremos más carga de trabajo, estamos preparado para ello, sabemos hacerlo más barato y mejor que las empresas externas.